30/4/17

Obligación de residencia en Noruega con la compra de vivienda

Boplikt er først og fremst et norsk rettsfenomen som innebærer en plikt til at en landbrukseiendom eller et hus skal benyttes til helårs beboelse. Plikten kan være enten personlig eller upersonlig. Personlig boplikt innebærer at en bestemt person skal være bosatt på eiendommen; upersonlig boplikt krever at en bestemt bygning brukes som helårsbolig, uavhengig av hvem som bor der.

Det er i Norge to ulike forhold som kan innebære boplikt:

Boplikt i tjenestebolig: Enkelte offentlige yrker har innført regel om boplikt i tjenestebolig, de mest kjente er presteyrket og befal i forsvaret. Boplikten er personlig.

Boplikt ved eiendomsoverdragelse: Boplikt ved enkelte eiendomsoverdragelser i Norge ble innført i lovverket fra og med 1. januar 1975, og innebærer regler for fast bosetting på eiendommer som overdras etter odelsloven og på enkelte eiendommer som overdras etter konsesjonsloven. Hensikten var først og fremst å hindre at gårdsbruk og større eiendommer på landet blir ubebodd eller blir brukt til fritidsformål.

Overtredelser av reglene om boplikt kan føre til at eiendommen blir solgt etter reglene om tvangssalg.

Kritikk av generell boplikt.

Det har vært reist tildels sterk kritikk av de særnorske reglene om boplikt. Bakgrunnen for kritikken er at boplikt innebærer et vesentlig begrensning av den personlige friheten. Kritikken er i hovedsak basert på fire forhold:

Forhold til fri kapitalbevegelse.

25. januar 2007 avsa EU-domstolen dom om at reglene i den danske landbrukslovgivningen om personlig boplikt på landbrukseiendommer er i strid med prinsippet om «fri kapitalbevegelse» (Artikkel 56 EF i EU-traktaten). [2]. Under domstolbehandlingen var også den norske regjeringen representert ved K. Moen og I. Holten, som hadde innlegg for domstolen.

Forhold til menneskerettigheter.

Det er også blitt reist tvil om reglene i den norske konsesjonsloven og odelsloven om boplikt er i strid med artikkel 13 og/eller artikkel 17 i FNs menneskerettighetserklæring. Spørsmålet har ikke vært prøvd for Den europeiske menneskerettighetsdomstolen (EMD).

Artikkel 13.

   1. «Enhver har rett til å bevege seg fritt og til fritt å velge oppholdssted innenfor en stats grenser».

Artikkel 17.

   1. «Enhver har rett til å eie eiendom alene eller sammen med andre».
   2. «Ingen må vilkårlig fratas sin eiendom».

Redusert verdi og investeringslyst.

Boplikt innebærer at staten innfører en legalservitutt på eiendommen, som fører til en reduksjon av eiendommens verdi ved fritt salg. I henhold til den første undersøkelsen til UMB (2002), og også logisk, vil dette kunne føre til en manglende investeringslyst i eiendommen, ved at eieren kan risikere å ikke få dekket sine investeringer ved et eventuelt salg. Logisk: Dess mere usentralt en slik eiendom ligger, jo større er risikoen for tap ved en investering.

Manglende kontroll av resultatoppnåelse.

Det er blitt reist kritikk om at Stortinget ikke har foretatt noen undersøkelse for å dokumentere at hensiktene med reglene om boplikt blir oppnådd i praksis.





La obligación de residencia es ante todo un hecho jurídico noruego que implica el deber de que una explotación agraria o una casa sea utilizada como residencia habitual durante todo el año. Esta obligación puede ser personal o impersonal. El deber de residencia personal significa que un individuo concreto estará viviendo en la propiedad; el deber de residencia impersonal requiere que una propiedad determinada sea usada como vivienda todo el año, independientemente de quién viva en ella.

En Noruega son dos las diferentes situaciones que pueden generar el deber de residencia.

Deber de residencia en vivienda de servicio: Determinadas profesiones del ámbito público han introducido la reglamentación de la residencia obligatoria en vivienda de servicio, las más conocidas son los sacerdotes y los militares. El deber de residencia es personal.

Deber de residencia en la transmisión de la vivienda: El deber de residencia en determinadas transmisiones de propiedad de viviendas fue introducido en la legislación Noruega desde el uno de enero de 1.975, y contiene reglas para el asentamiento fijo en propiedades inmobiliarias que se transmiten según la ley Odel -que tampoco existe en ningún país occidental (red.), y en determinadas propiedades que se transmiten según la ley de concesiones.
El objetivo era fundamentalmente evitar que las granjas y las propiedades de grandes extensiones del medio rural quedaran abandonadas o usadas para fines recreativos.

La infracción de las reglas sobre el deber de residencia puede resultar en que la propiedad inmobiliaria sea vendida según la normativa de enajenación forzosa.

Crítica al deber general de residencia obligada.

Se han dirigido en parte fuertes críticas al especial régimen jurídico noruego de deber de residencia. El fundamento de la crítica es que la obligación de residencia conlleva una limitación importante de la libertad personal. La crítica se basa fundamentalmente en cuatro pilares:

En relación a la libre circulación de capital.

El Tribunal Europeo emitió sentencia el 25 de enero del 2.007 acerca de la legislación danesa sobre la agricultura en la que el deber de residencia personal en propiedades agrarias está en contradicción con el principio "de la libre circulación de capitales". Durante el proceso judicial el gobierno noruego también estuvo representado por K. Moen e I. Holten, que aportaron documentación para el caso.

En relación a los derechos humanos.

Se han planteado también dudas acerca de la reglamentación noruega en las leyes de concesión y la ley odel sobre el deber de residencia. Estarían en contradicción con el artículo 13 y/o 17 de la declaración de Naciones Unidas sobre los derechos fundamentales de la persona. El caso no ha llegado nunca hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (EMD).

 Artículo 13.

"Todo individuo tiene derecho a desplazarse con libertad y libremente elegir el lugar de residencia dentro de las fronteras de un Estado".

 Artículo 17.

"Todo individuo tiene derecho a poseer propiedades solo o en compañía de otras personas".
"A nadie se le puede quitar su propiedad de forma arbitraria".

Menor valor e intención de invertir.

El deber de residencia supone que el Estado aplica una servidumbre legal sobre la propiedad, que produce una reducción del valor de la propiedad en una venta libre. En relación con la primera investigación para el UMB, y también lógica, esto va a conllevar a una ausencia de interés por invertir en la propiedad inmobiliaria, en la que el propietario se arriesga a no poder cubrir sus inversiones en una supuesta venta. Lógico: Cuanto más aislada esté una propiedad de este tipo, mayor es el riesgo de pérdidas realizando una inversión.

Falta de control en el logro de los resultados.

Se ha criticado que el Parlamento no ha realizado ninguna investigación para documentar que los objetivos perseguidos con la reglamentación del deber de residencia sean conseguidos en la práctica.


Fuente: wikipedia