6/5/17

Den norske regjeringen vil gjøre noe med den private gjeld. El Gobierno de Noruega quiere hacer algo con la deuda privada


Det har aldri vært lettere å gå i luksusfellen enn i dag. En viktig årsak til gjeldsproblemer er tilgangen på dyr forbruksgjeld. Vi nordmenn skylder i dag over 90 milliarder kroner i kredittkortgjeld og forbrukslån.
Forbruksgjelden vokste med 15 prosent i 2016. Stadig flere har problemer med tilbakebetalingen. Det er særlig lavinntektsgrupper og unge som får problemer med forbruksgjeld. Dette kommer til syne i utviklingen i saksomfanget til namsmannen. I fjor var det rekordhøye 355 000 saker til behandling. Mange av disse sakene omfatter tvungen lønnstrekk, tvangssalg av bil, og pant i hjemmet for å dekke ubetalt gjeld. Det er en dobling av antall saker på syv år. Det er en tankevekker. 
Regjeringen er bekymret over utviklingen i forbruksgjeld og utfordringene dette medfører. Derfor vil vi legge til rette for at banker og finansforetak kan gjøre bedre kredittvurderinger, slik at lån og kreditt ikke gis til personer som kan få problemer med tilbakebetalingen. Vi arbeider med en gjeldsinformasjonslov, som vil sørge for at langt færre risikerer å havne i skikkelig økonomisk uføre.





Nunca ha sido más sencillo caer en la trampa del lujo como en la actualidad. Una causa importante de los problemas de deudas es la accesibilidad a préstamos para consumo privado caros. Nosotros los noruegos debemos en la actualidad 90 000 millones de coronas en deudas por tarjetas de crédito y préstamos para el consumo privado.


La deuda privada aumentó en un 15% en el 2016. Aumenta el número de los que tienen problemas para pagar lo prestado. Son en especial los grupos de bajos ingresos y los jóvenes los que tienen problemas con los préstamos para el consumo. Esto se pone de manifiesto con claridad en el desarrollo de la amplitud de casos que acaban ante los tribunales. El año pasado se alcanzaron la friolera de 355 000 casos. Muchos de ellos acaban con pagos forzosos descontados en la nómina, venta obligada del coche, y pignoración de la vivienda para cubrir la deuda impagada. Es el doble de casos en 7 años. Esto es un dato que da mucho que pensar.


El Gobierno está preocupado por cómo se está desarrollando la deuda del consumo privado y los retos que supone. Por ello queremos allanar el camino para que bancos y empresas financieras puedan realizar valoraciones del crédito mejores, de forma que préstamos y créditos no se den a personas que puedan tener problemas para pagarlos. Estamos trabajando con una ley sobre la información de las deudas, que hará que menos personas terminen en situaciones económicas extremadamente graves.



Fuente: regjeringen.no